Filtros y herramientas contra LTE 800

La orden IET/ 329/2015 confirma que se pueden producir afectaciones en la recepción de TV. La orden solo analiza las posible afectación debidas al “down-link ó DL” (es decir, la comunicación desde el operador al usuario). Esta posible afectación  dependerá de dos variables, por un lado el tipo de instalación receptora de TV y por otro  la potencia de emisión de las estaciones base de los operadores. En la orden, no se recogen las posibles afectaciones del conocido como “up-link ó UL” ( es decir, la comunicación desde el usuario al operador ).

En cualquier caso, la orden establece dos fases claramente diferenciadas.  La primera fase será  previa a la puesta en marcha de las estaciones base y la segunda fase correctiva con la estación base ya en marcha. En la fase previa, los operadores deberán informar, a las posibles comunidades de  vecinos sobre la próxima puesta en marcha de la estación base y de las posibles afectaciones en la recepción de la TDT. Esta comunicación deberá ser  masiva, individualizada y con la debida antelación.

En la fase correctiva, se establece un plazo de entre 2 y 5 días hábiles, para analizar y resolver las afectaciones, dependiendo de dónde esté ubicada la comunidad de vecinos afectada.

  1. artículo  5 de la orden establece las posibles soluciones de las afectaciones. En el punto 2 de dicho artículo  dice literalmente “2. Los filtros, sistemas o equipos que se instalen para eliminar la potencial afectación o resolver la afectación real deberán reunir las características técnicas necesarias para garantizar que el servicio de televisión digital terrestre no se vea afectado y mantenga una calidad equivalente a la existente con anterioridad a la puesta en funcionamiento de las correspondientes estaciones base”.

Los filtros serán, en la mayoría de los casos, la solución de las afectaciones. A continuación pasamos a describir las características principales, criterios para la elección de los mismos y por último unas conclusiones.