Es bien sabida la especial relación de AMIITEL con el Congreso Nacional (luego Internacional) de Instaladores de Telecomunicación que, tradicionalmente, se celebraba en el seno de la feria MATELEC. Podemos decir que el Congreso ha sido uno de los activos más importantes, creado e ideado desde sus orígenes, y organizado en sus mínimos detalles en todas las ediciones por nuestra Asociación madrileña.

 

Esta edición, por distintos motivos, algunos de los cuales se han plasmado en este artículo, no se ha podido celebrar. Pero no hemos querido abandonar la idea de seguir organizando un Congreso de esas características. Con mucha premura, apenas un par de semanas de tiempo, AMIITEL ha convocado y organizado un seminario, una jornada vespertina sobre un sector que dará mucho recorrido y generará muchas oportunidades de negocio para nuestras empresas. Pretende ser la semilla de un nuevo evento, de un renacido Congreso de Integradores de Sistemas y equipos de Telecomunicación que se organizará en las próximas ediciones de la feria.

 

 

Anfitrión y Patrocinadores.

 

La Jornada técnica no hubiera podido celebrarse sin la colaboración, generosa y desinteresada, de FENIE. Esta Federación, a pesar de que AMIITEL no es miembro, todavía, de pleno derecho de la misma, nos ha prestado su espacio y su apoyo técnico para que el seminario pudiera desarrollarse.

 

Han colaborado con patrocinio: CCTV CENTER, MOVILDATA, SES ASTRA, LEGRAND y TELEVÉS.

 

Han colaborado: ADEVICE, ALBENTIA y COIT.

 

 

LAS MESAS DE LA JORNADA

 

Juan José García, Presidente de AMIITEL y August Serra, Secretario y Presidente de la Comisión Permanente de Industria y Energía, inauguraron el seminario dando la bienvenida a los asistentes y recalcando la importancia que para el futuro desarrollo del trabajo de los instaladores van a tener las ciudades Inteligentes.

Si, como define la SETSI, las ciudades inteligentes son aquellas donde se aplican las tecnologías de la información y el conocimiento, las TIC, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos mediante la integración de sistemas y equipos, está hablando de nuestro trabajo cotidiano. Porque una ciudad está compuesta de edificios y la integración de equipos y sistemas de telecomunicación en edificios es nuestra tarea diaria.

 

Ya lo hacemos; el reto es hacerlo bien; hacerlo con capacidad de gestión inteligente. Hay mucha tarea, mucho nicho de mercado: las redes, las infraestructuras existentes en una gran parte de nuestros edificios son deficientes, inconexas e independientes. Nos queda mucho trabajo por hacer, pero también muchas oportunidades de negocio que aprovechar: tenemos que crear necesidades; asesorar a los clientes, identificar servicios y áreas, establecer alianzas y relaciones trasversales. Retos todos ellos ilusionantes y, como en otras ocasiones, al alcance de nuestras empresas. 

 

 

PRIMERA MESA, LA CADENA DE VALOR Y LOS RETOS DE LAS CIUDADES INTELIGENTES.

 

Moderada por Miguel Ángel García-Quismondo, consultor técnico de AMIITEL contó con la participación de María Gil Cabrera, de ADEVICE SOLUTIONS, Sara Rodríguez, de la empresa TELEVÉS, Noelia Miranda, del COIT, y Juan Pablo López, de MOVIL DATA.

 

María Gil expuso ante los asistentes un caso real de aplicación de las TIC en una ciudad, en un área metropolitana grande. Su empresa, ADEVICE, ha instalado la tele lectura en tiempo real de los contadores de agua de Sevilla.

La aplicación de las TIC a esta tarea implica generar mucho valor añadido a la simple lectura, a la simple constatación del volumen de agua consumido. Sirve, por ejemplo, para detectar fraudes, posibles fugas o pérdidas de agua; sirve para conocer datos sobre el consumo por horas o días de la semana; sirve para establecer y conocer un inventario de incidencias, etc.

Es un claro ejemplo de un sistema integrado en una SMART CITY. En Sevilla se conocen los datos en tiempo real del 97% de los contadores. Y ha sido un trabajo para empresas instaladoras: no es complicado de instalar e integrar en la red de datos; no es complicado, pero exige de profesionales capacitados y dotados de medios técnicos adecuados. Es un caso real de una buena oportunidad de negocio alrededor de la aplicación de nuevas tecnologías a áreas tradicionales.

 

Sara Rodríguez parte de un dato estadístico: en la actualidad, en España, el 70% de la población vive en ciudades; en el 2030 será un 80% y el 60% de esa población de las ciudades tendrá más de 60 años. Los edificios serán un elemento fundamental para poder ofrecer calidad de vida.

El sistema CARELIFE de TELEVÉS pretende organizar la prestación de servicios digitales en el hogar, en la vivienda. Unos servicios que atiendan a las necesidades de telemedicina, asistencia, seguridad, alarmas o avisos, eficiencia energética y ocio. Consiste en una unidad central de comunicaciones, un dispositivo de adquisición de datos y una plataforma de servicios.

La central de comunicaciones está ya homologada, puede ser analógica o digital, permite la multiconectividad y la integración con los sistemas de telecomunicación del edificio porque está abierta a terceros. Los datos adquiridos se almacenan en la nube y son asequibles de manera totalmente segura, en la plataforma de servicios, pudiendo generarse informes y alarmas sobre todos los servicios que se ofrecen en la vivienda y en el edificio.

Mencionó dos proyectos que ya están en marcha, en Galicia, con el SERGAS, que permiten un seguimiento del paciente desde que es tratado por los servicios de urgencias hasta que sale del hospital e, incluso, si en el domicilio se le realiza algún tipo de tratamiento. El otro proyecto, también con esa entidad gallega, consiste en un sistema de tele asistencia avanzada que permite conocer situaciones de caídas, riesgos cardíacos, subidas de tensión o de glucosa, etc.

 

Noelia Miranda, responsable de desarrollo técnico del COIT avisa que sus comentarios no tienen intención colegial sino divulgativa y quiere resumir los retos a los que se tienen que enfrentar los técnicos ante las exigencias de una ciudad inteligente.

El Internet de las cosas es un requisito necesario para poder hablar de una ciudad inteligente. Y se enfrenta al primer gran reto: son necesarias especificaciones técnicas de aplicación repetitiva que permitan la inter operatividad. Es un factor crítico y AENOR debe jugar un papel decisivo en la implantación de las SMART CYTIES.

La CIBER seguridad es otro de los grandes retos a los que se enfrentan las ciudades inteligentes. El último ejemplo del ataque masivo de los piratas informáticos a proveedores utilizando el ejército clon de los objetos conectados a la red es un ejemplo del peligro al que nos enfrentamos.

La privacidad es otro de los riesgos: son, serán muchos, los sensores que recogen datos de todo tipo sobre nuestra vida, datos que afectarán a la salud, a las costumbres, a los gastos y al ocio que consumimos. Hay que regular cómo se almacenan y cómo se usan.

Finalmente, las ciudades inteligentes se enfrentan al reto de las redes: se requiere una alta capacidad y una baja latencia. A partir de 2020 se podrán utilizar redes de datos en frecuencias ahora ocupadas que serán indispensable para las SMART CYTIES, al facilitar las segmentaciones y aumentar exponencialmente las posibilidades de conectarse entre sí. 

La clave estará en la estandarización. El internet de las cosas, el IoT genera enormes volúmenes de datos no estructurados. Todo objeto puede ser una fuente de datos: se necesitan alianzas de empresas por la complejidad del ecosistema en el que se tienen que mover y esa alianza precisa de estándares comunes.

 

Juan Pablo López expuso la evolución de su empresa, MOVIL DATA, en los últimos 15 años, una evolución relacionada con el IoT y con la aplicación de las TIC. En la actualidad la empresa ofrece la posibilidad de saber qué hace un vehículo, cómo lo hace, qué emite a la atmósfera, qué consume, etc. Sus sistemas de gestión de flotas permiten interactuar con los conductores, enviar datos de ventas, facturación, stocks, rutas, etc.  todo en tiempo real. Y han evolucionado de la telemática a la tele mecánica: no intervenimos en el vehículo, pero podemos ofrecer información sobre baterías, averías en cuadro de mandos, etc.

El siguiente paso ha consistido en conectar el vehículo y la empresa: podemos obtener datos sobre el material que lleva el vehículo, cuánto factura por viaje o periodos de tiempo, etc.

Finalmente, mediante nuestros sistemas podemos ofrecer soluciones en un entorno de ciudad inteligente: podemos conocer el grado de cumplimiento de los encargos que realizan las administraciones, como el grado de limpieza de una calle, el ritmo de las reparaciones; podemos interactuar con los ciudadanos y conocer si se ha roto algún elemento urbano, etc.

La tecnología de la localización y la movilidad permite gestionar la información que se consigue y aplicarla a las finalidades que queremos obtener.

 

 

LA SEGUNDA MESA de la Jornada se dedicó a las OPORTUNIDADES DE NEGOCIO que las ciudades inteligentes ofrecen a los integradores de telecomunicaciones.

 

Moderada por Sebastián Serrano, vocal de la Junta Directiva de AMIITEL, contó con la participación de Sturla Stiaren, Consejero Delegado de ALBENTIA SYSTEMS, Rosa Gascuña, responsable de formación de CCTV CENTER, Miguel Pingarrón de SES ASTRA y Jordi Contreras, del Grupo LEGRAND.

 

Sturla Stiauren precisó, para comenzar su intervención, que las SMART CYTIES precisan de estándares abiertos y universales y de unas redes adecuadas.

Respecto de las redes hay dos opciones para los proveedores de servicios:  depender de operadores de telecomunicación o desplegar una red propia. Si dependemos de un operador tenemos que ajustar nuestro estándar de servicio al que ofrecen, afrontar el coste mensual de utilización y, sobre todo, ajustar la prestación del servicio a la cobertura que seguirá los criterios del operador. El despliegue de la red propia obvia casi todos esos problemas: los estándares serán los definidos por IEEE, no hay gastos recurrentes y la cobertura seguirá las necesidades del proyecto y no las del operador.

Todas las tecnologías son buenas, pero todas están pensadas para escenarios específicos. Por eso hay que saber para qué sirve cada tecnología; un ejemplo: los sensores recogen un bajo volumen de datos, pero necesitan baterías que duren entre v5 y 10n años: ZIG BEE, BLUE TOHHOOT LORU VALEN son tecnologías apropiadas para esta función. Pero en una SMART CYTIE se tienen que instalar millones de sensores con distintas necesidades de banda ancha. No podemos utilizar una tecnología única; hay que combinar diferentes tecnologías para alcanzar un grado óptimo en coste, versatilidad, ancho de banda y servicios prestados.

ABENTIA diseña y fabrica sistemas de banda ancha inalámbrica con tecnología AER DOCSIS basada en la capa física 80216-2012 para redes multipropósitos en un entorno de SMART CYTIE. Un caso de éxito de la implantación de sus sistemas se ha producido recientemente en Hondarribia donde cuatro empresas asociadas han implantado una única red de soluciones.

 

Rosa Gascuña disertó sobre la evolución de las CCTV de un entorno relacionado casi exclusivamente con la seguridad a otro relacionado con las ciudades inteligentes.

Hay múltiples aplicaciones de las CCTV en este entorno de las SMART CYTIES. Por ejemplo, el control del tráfico. Mejor dicho, la gestión del tráfico, en carreteras, túneles, cruces, carril bus, etc. Los sistemas permiten desde la lectura de la matrícula y su seguimiento por toda la ciudad; la detección de vehículos parados en carril bus o áreas de descarga y el acceso a áreas restringidas; permite conocer la velocidad media, la detección de conducción temeraria, el uso de determinados carriles, la circulación de vehículos con mercancías peligrosas y las rutas disponibles.

En los grandes eventos, como carreras, manifestaciones, concentraciones, además de posibilidad de reconocimiento fácil, los CCTV permiten detectar objetos abandonados, merodeo, desorientaciones y facilitar informes sobre la edad media de los asistentes o el género mayoritario.

En un entorno comercial estos sistemas permiten contar los vehículos que acceden al centro, saber cuándo vuelven, cuánto tiempo están dentro, qué días y a qué horas estacionan, permiten establecer una relación entre visitantes y compras, sobre reacción facial ante escaparates, sobre qué zonas son más concurridas y cuáles se evitan (mapa de calor), rutas dominantes, tiempo medio en la cola, etc.

Las posibilidades son muy variadas, afectan a casi todas las actividades ciudadanas y pueden extenderse a plazas públicas, hoteles, etc. El sistema es operativo porque CCTV CENTER utiliza un sistema de comprensión que denominan 1 hora en 1 minuto. 

 

La ponencia de Miguel Pingarrón de SES ASTRA tenía como título el segundo dividendo y el papel de las redes de satélite en el 5G.

Aunque hace muy poco tiempo que ha finalizado el primer tramo de la liberalización de la banda ancha para la implantación de la tecnología 4G, y los frutos del primer dividendo digital han sido ya descontados, es preciso recordar que está señalada la fecha, por la Unión Europea, en la que se tendrá que liberar la banda de los 700 MHz que ahora usa la Televisión Digital Terrestre para que sea utilizada por la tecnología 5G. Y el escenario está mucho más cercano de lo que se piensa: en 2020, con una desviación de más menos dos años; es decir desde 2018 hasta 2022, como máximo, los países de la Unión europea tienen que afrontar este segundo dividendo.

SES ASTRA lleva apostando desde hace más de diez años por la Alta Definición y los servicios avanzados de televisión; no es extraño que apoye la Ultra HD. ¿Qué es la Ultra HD? La mejor manera de entenderlo es viendo un programa. La nueva tecnología ha aumentado hasta 4 veces el número de píxeles. Se ha hablado mucho del 4K. La manera más fácil de definir la diferencia entre 4K y la Ultra Alta Definición es la de diferenciar entre un estándar de cine digital con una resolución de 4096x2160 píxeles (el 4K) de una nueva tecnología en la industria de la televisión que multiplica por 4 la resolución de la HD que es de 3840x2160 píxeles: 8 millones de píxeles. No es una tecnología de futuro: está aquí; ya ha llegado y SES ASTRA ofrece ya muchos canales en Ultra HD que se pueden ver, bastantes de ellos en abierto.

El satélite tiene muchas ventajas para ofertar la Ultra Alta Definición: sin limitaciones en el ancho de banda; con una cobertura universal desde el primer momento del encendido; el lanzamiento es simultáneo y todo el mundo puede ver la emisión desde el primer minuto, con la misma calidad y al mismo precio; el coste por hogar, además, es menor que el de las demás tecnologías que puedan ofrecer ese mismo programa o producto. ASTRA dispone de 50 satélites GEO, los tradicionales, de 36 de alto rendimiento y de 12 de los llamados MEO, satélites evolucionados mucho más potentes que trasmiten más información, que posibilitan más capacidad de ancho de banda. Entre otras cosas, porque al disminuir el consumo de combustible, el espacio destinado a los tanques se ha utilizado para incorporar más tecnología.

El satélite sigue siendo una solución perfecta y compatible con otras para ofrecer servicios avanzados de telecomunicaciones; máxime en el entorno de las SMART CYTIES.

 

La Jornada técnica terminó con la intervención de Jordi Contreras del grupo LEGRAND quien habló sobre el Internet de las cosas y las soluciones y aplicaciones que el grupo LEGRAND ofrece ya al instalador.

El IoT consiste en la conexión a Internet de productos, objeto, habituales en los hogares, en las oficinas, en los lugares públicos. El objeto es conseguir datos, almacenarlos y tratarlos con alguna finalidad especifica. Se prevé que la conexión de los objetos a la red crecerá más de un 20% anual hasta 2010.

Hay mucho mercado, muchas posibilidades de negocio, porque el IoT afectará a todos los ámbitos de nuestra vida: en la vivienda, en los colegios, en los hospitales, hoteles, en nuestro consumo de ocio, en la oficina, en el comercio, etc., será necesario que entre los objetos conectados y los proveedores de servicios se instalen aplicaciones, dispositivos que permitan recoger los datos y tratarlos.

En LEGRAND ya existe el producto; ya tenemos 20 millones de nodos instalados. Pero queremos dar visibilidad al IoT; por eso hemos generado el programa ELIOT, un sello que identifique a los dispositivos que se pueden conectar a la red y que permiten el acceso y la consulta a los datos que la conexión proporciona. Hemos pasado de 23 a 40 familias de productos con un crecimiento exponencial, de 2 dígitos.

Un ejemplo de producto muy específico para los instaladores es el video portero que puede interactuar con la TABLET o el SMARTPHONE. Las posibilidades, las prestaciones que ofrece son muy amplias: desde contestar una llamada desde el teléfono, dentro o fuera de casa, hasta recibir avisos SMS de corte de suministro. Otro producto muy interesante para nuestro sector es el timbre conectado; ideal para una segunda residencia; hace una fotografía de la persona que toca el timbre y nos la remite al SMARTPHONE.

El programa ELIOT es simple e intuitivo. El monitor, clase 300x13c, conectado utiliza el mismo cableado; se instala una unidad interior que se conecta mediante WI-FI a la red inalámbrica de la casa. Permite contestar a las llamadas desde dentro de casa o desde fuera y ver a la persona que llama en el teléfono u observar la entrada de la casa. Sustituye al monitor antiguo sin ningún tipo de obra; se descarga una APP se conecta con la red WI-FI de la casa y ya está listo.